lunes, 18 de abril de 2016

La visita. Sala III

La Sala Armas del Museo constituye el punto de encuentro con la evolución del armamento, la mayoría portátil, usado por los Cuerpos policiales españoles desde los inicios del pasado siglo.

Pistolas, revólveres, carabinas, mosquetones e incluso armas de guerra se suceden mezcladas con otras intervenidas a delincuentes en diferentes operativos policiales. Un recorrido que muestra armas curiosas e incluso de colección que han podido ser recuperadas por el Museo policial para su exhibición pública, completándose con una muestra de cartuchería y munición de distintos calibres.


En otras vitrinas de esta Sala se muestran diferentes armas blancas, sables, machetes, bayonetas, bastones escopeta, bastones estoque y cuchillería intervenida con motivo de diferentes actuaciones policiales, así como otros medios agresivos, algunos de fabricación casera, ocupados a delincuentes.

Dentro de este apartado de armas blancas merece especial mención un Machete de los utilizados reglamentariamente por el Cuerpo de Seguridad a principios del pasado siglo XX.

También en esta Sala se muestran algunas armas de guerra de tipo colectivo, ametralladoras y morteros, destacando un mortero “Valero” de 50 mm, que fue de uso reglamentario tanto en el Cuerpo de Seguridad y Asalto como en el de la Policía Armada.


Sala III (vista parcial)

En una pequeña vitrina, situada en un rincón se exponen algunos de los medios empleados por las Unidades Especiales de Subsuelo y Guías Caninos destinadas en nuestra ciudad.

La Sala se completa con una muestra de alguno de los uniformes actuales del Cuerpo Nacional de Policía. Entre ellos destaca el de una Inspectora, en uniforme de trabajo de entretiempo - ya en desuso -, y otro de una Policía Alumna que junto con el perteneciente a una Policía del Cuerpo de la Policía Nacional que se muestra en la Sala anterior, sirven como homenaje y recuerdo a que fue la Policía Española la primera Institución armada que acogió a la mujer en sus filas. 

Junto a estos uniformes, varios Guiones y Banderines de la Policía Armada y Policía Nacional, ponen la nota vexilológica a la Sala.

Machete Policial:


Una de las piezas más destacadas de toda la colección de armas es el Machete declarado reglamentario, a principios del pasado siglo XX, para los efectivos del Cuerpo de Seguridad.

Se trata de un arma que utilizó este Cuerpo hasta el advenimiento de la República y que, en su tiempo, constituyó un notable avance a la hora de humanizar la represión de los desórdenes públicos al menos hasta la creación, en 1930, de la llamada “Sección de Gimnasia”, antecedente de las actuales Unidades de Intervención Policial, dotada con defensas de caucho.
 
Sala III (detalle)


El machete modelo 1907, se declara reglamentario al año siguiente para todo el Cuerpo de Seguridad tras un intento fallido de sustituir en 1906 el sable que se utilizaba por un machete corto similar a los empleados por los Soldados del Arma de Artillería.

A partir de ese instante el Cuerpo de Seguridad lo utilizó como medio disuasorio y compañero inseparable de su función, siendo suprimido, en la uniformidad de veraniega, en 1922 y manteniéndose en la de invierno hasta el advenimiento de la II república.

Vexilología policial:


El uso de Banderas, Guiones y Banderines se generalizó en los Cuerpos policiales uniformados, al menos desde mediados del pasado siglo, como herederos de una vieja tradición militar donde hay que buscar sus orígenes.

Hay que tener en cuenta que el Cuerpo de Seguridad y Asalto tuvo el alto honor de ser el primer Cuerpo policial a quien se le concedió el derecho al uso de la Bandera Nacional (Decreto de 11 de junio de 1935) que le fue entregada solemnemente en un acto celebrado en Madrid el 29 de septiembre siguiente; más tarde, con fecha 26 de febrero de 1970, se otorga este derecho al Cuerpo de la Policía Armada, heredándolo, posteriormente, el de la Policía Nacional y perdiéndose con ocasión de la creación del Cuerpo Nacional de Policía merced a su carácter civil. 

Durante estos años fueron muchas las Unidades policiales que dispusieron de guiones y banderines, una tradición que cayó en desuso al crearse el Cuerpo Nacional de Policía y que ahora comienza nuevamente a recuperarse, constituyendo un orgullo para todos aquellos que se sienten identificados por ellos al pertenecer a las Unidades que representan.

El Museo conserva una pequeña muestra de Guiones y Banderines tanto de la Policía Armada como de la Policía Nacional, destacando los Guiones de Mando de la 81ª Bandera de la Policía Armada, con sede en La Coruña, y el de la 8ª Circunscripción de la Policía Nacional, con su Plana Mayor en nuestra ciudad.
 
José Eugenio Fernández Barallobre,
(Catálogo del Museo Policial)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada