miércoles, 4 de mayo de 2016

Guardias de Seguridad custodiando un inmueble (1916)

Dos Guardias de Seguridad custodian el inmueble nº 18 de la madrileña calle de Lanuza, donde Nilo Sáinz de Miguel asesinó a Manuel Ferrero el 6 de junio de 1916.

El crimen, que provocó gran alarma social y que fue seguido con notable interés por la prensa, pasó a la historia de la crónica negra española como el crimen de la calle de Lanuza.

En la foto, de la prensa de la época, dos Guardias de Seguridad, con uniforme de verano reglamentado en 1914, custodian la puerta de acceso al inmueble donde se perpetró el homicidio.

El inmueble nº 18 de la calle de Lanuza custodiado por dos Guardias de Seguridad (prensa de la época)
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario