sábado, 4 de junio de 2016

El despliegue del Cuerpo de Seguridad 1907-1931 (1ª parte)

Entre los años 1907 y 1908 comienza el despliegue del Cuerpo de Seguridad por una buena parte del territorio nacional a imitación de lo que anteriormente había sucedido en Madrid y Barcelona.

Con anterioridad a este año, un proyecto de junio de 1904, estudia la creación de unidades del Cuerpo en Barcelona, Zaragoza, Valencia, Cádiz, Sevilla y Málaga. Este proyecto no prosperó y salvo Barcelona que contaba ya con personal, aunque agregado de Madrid desde 1902, el resto de las ciudades de las relacionadas tuvieron que esperar a 1907 ó 1908, incluso algo más en el caso de Cádiz.

A finales de 1907 se determina la creación de Unidades del Cuerpo en Valencia, Sevilla, La Coruña y Bilbao y tan solo cinco seis meses después, en mayo de 1908, se ordena la implantación del Cuerpo en Zaragoza, Valladolid, Alicante, Murcia, Málaga, Salamanca, Granada y Santander.

Las plantillas de estas últimas Unidades quedan fijadas por los Presupuestos de 1909, año en el que hacen efectivas, de acuerdo con la siguiente distribución: Murcia-Cartagena: 1 Capitán, 2 Tenientes y 100 Guardias; Málaga: 1 Teniente y 80 Guardias; Alicante, Granada, Santander, Valladolid y Zaragoza: 1 Teniente y 56 Guardias y Salamanca: 1 Teniente y 32 Guardias.

Con fecha 20 de noviembre de 1910, la Gaceta, publica el Escalafón del Cuerpo de Seguridad, cerrado a fecha 31 de octubre anterior, que aporta datos esclarecedores en cuanto a la entidad de la fuerza presente en cada una de las localidades donde existía dotación.

El citado escalafón nos permite, en primer lugar, observar que efectivamente en las ciudades de Madrid; Barcelona; Valencia; Murcia; La Coruña; Málaga; Bilbao; Sevilla; Santander; Salamanca; Valladolid; Zaragoza; Granada y Alicante, el Cuerpo disponía de unidades de Infantería de diferente composición y entidad, en tanto que las de Caballería estaban solo desplegadas en Madrid y Barcelona.

Este Escalafón se cierra con un total de 3.283 hombres entre Jefes, Oficiales, Clases y Guardias.

Si repasamos el citado Escalafón nos encontramos que además del Coronel Inspector residente en Madrid, hay dos Tenientes Coroneles, uno con destino en Madrid y otro en Barcelona, jefes del Cuerpo en cada una de estas demarcaciones, y dos Comandantes, ambos con destino en Madrid.

Comienza, sin embargo, a ser un dato aclaratorio, para apreciar la entidad de la fuerza presente, la relación de los veintitrés Capitanes que figuran en la lista; de ellos doce aparecen destinados en Madrid y nueve en Barcelona lo que da idea del número de efectivos presentes en ambas ciudades, las más importantes de España.

En cuanto a los otros dos Capitanes tienen sus destinos asignados en Valencia y Murcia, respectivamente, lo que indica que en estas dos localidades existía una Compañía del Cuerpo a fecha del cierre del Escalafón.

Con el empleo de Teniente aparecen un total de cincuenta y tres, destinados, además de Madrid (22), Barcelona (17), Valencia (2) y Murcia (2), uno en cada una de las siguientes localidades: La Coruña; Málaga; Bilbao; Sevilla; Santander; Salamanca; Valladolid; Zaragoza; Granada y Alicante, lo que hace suponer que en cada una de estas ciudades existía una entidad de fuerza equivalente a una Sección.

El escalafón recoge igualmente dos Capitanes con preferencia; doce del mismo empleo aprobados en concurso y quince Tenientes aprobados por idéntico sistema.

Por su parte, el número de Sargentos llega hasta los 62 destinados en Madrid (23); Barcelona (16); Valencia (4); Alicante (3); dos en Bilbao; Granada; Murcia; Valladolid; Sevilla; Málaga y Zaragoza y uno en La Coruña y Santander, de los cuales tres figuran destinados en unidades de Caballería de Madrid (1) y Barcelona (2).

En cuanto a la procedencia de los Jefes y Oficiales, de acuerdo con la ley Orgánica de Policía Gubernativa de 27 de febrero de ese mismo año, se establece que deben proceder de la Guardia Civil, Ejército, incluida Infantería de Marina, o Reserva Activa del Ejército; por su parte, los Sargentos, en el Escalafón que nos ocupa, proceden igualmente de las distintas Armas del Ejército, concretamente de Infantería (21), Caballería (10), Artillería (11), Ingenieros (5), Sanidad Militar (3), Armada (1), Infantería de Marina (2) y Guardia Civil (9).

En este escalafón aparecen 142 Cabos, de los cuales 10 figuran en los Escuadrones de Caballería; 384 Guardias 1º, de ellos 32 en Caballería y 2.354 Guardias de 2º, de los cuales 151 integran los Escuadrones de Caballería de Madrid y Barcelona.

El escalafón se cierra con la relación nominal de 224 aspirantes a Guardia 2º de Infantería, algunos de ellos electos, y 7 del mismo empleo de Caballería.

Por los datos que poseemos y hemos ido barajando hasta ahora sabemos que, prescindiendo de Madrid, donde el Cuerpo se halla desplegado desde su fundación en 1877, y de Barcelona cuya presencia se remonta a 1902, las localidades de Valencia, Sevilla, La Coruña y Bilbao fueron las primeras en recibir efectivos del Cuerpo situando este despliegue a principios de 1908, probablemente en el mes de febrero como así consta en la fecha que se le reconoce como de antigüedad en el destino de algunos de sus jefes respectivos. En cuanto a las restantes, Zaragoza, Valladolid, Alicante, Málaga, Salamanca, Murcia, Granada y Santander, su creación parece hacerse efectiva a principios del siguiente año, como así lo demuestra el hecho de que a Zaragoza llegan los primeros Guardias, procedentes de Barcelona y Valencia, el 10 de enero de 1909, pese que en algunos casos aparecen Oficiales con antigüedad anterior a esta fecha, dato este que se puede explicar si lo entendemos como de alta en el Cuerpo y no en el destino que figura en el Escalafón.

Repasando alguno de estos datos observamos que el Coronel Inspector del Cuerpo, los Tenientes Coroneles, destinados en Madrid y Barcelona, y los Comandantes, figuran con fechas comprendidas entre los años 1909 y 1910. Por su parte los Capitanes lo son desde 1900, año en el que causa alta el más antiguo que aparece destinado en Madrid.

En cuanto a las fechas de creación de las Compañías de Valencia y Murcia, sabemos que la primera, con una entidad de 70 hombres, data de finales de 1907, mientras que la segunda lo es de fecha 2 de enero de 1909, en que desde Madrid salen para la capital murciana los efectivos que habrán de constituir la Compañía allí destinada; prueba de ello es que al Capitán que la manda, en el escalafón de referencia, se le reconoce antigüedad del 1º de enero de ese mismo año.

Por su parte, otras ciudades como Sevilla, La Coruña y Bilbao que en el proyecto de mediados de noviembre de 1907 se les asignaba la creación de una Compañía, en la relación del escalafón de referencia nos encontramos que tan solo disponen de una Sección con un Teniente al frente, no alcanzando la entidad de Compañía hasta los meses siguientes.

Mención aparte merece la instauración del Cuerpo en Málaga. En esta ciudad, el proyecto de noviembre de 1907, antes mencionado, le asignaba también una fuerza tipo Compañía, sin embargo su implantación, con una entidad Sección, se retrasó, por causas que se ignoran, hasta después de mayo de 1908 haciéndose efectiva, como queda dicho, entre finales de ese año y principios del siguiente.

Poco más aclaran las fechas de antigüedad a las que hace referencia la relación escalafonal que analizamos ya que, en algunos casos, puede tratarse de la que se asigna a personal de nueva incorporación al Cuerpo en sustitución de otro que entre 1908 y 1910 pasase a situación de retirado. 

Por lo que respecta a las unidades de Caballería, su presencia en Madrid arranca de fechas muy anteriores, no hay que olvidar que en los primeros escarceos para constituir un Cuerpo policial único en España, concretamente en 1825, se crea en Madrid el Cuerpo de Celadores Reales, un Regimiento de Caballería, adscrito a la Inspección del Arma, que resultó de vida efímera pero que se puede considerar el antecedente de estas unidades de Caballería de las que más tarde dispondría el Cuerpo de Seguridad. 

Con respecto al Escuadrón de Madrid este comenzó a prestar servicio el día 13 de mayo de 1904, aunque la fecha prevista era el 1º de enero anterior, con una orgánica de un Capitán, dos Tenientes y 60 individuos de Clases y Guardias.

Con relación a la unidad de Barcelona su creación parte del proyecto de noviembre de 1907 pero su organización efectiva debió producirse entre los meses de febrero y abril del siguiente año, especialmente en este último mes citado cuando se autoriza al Ministerio de la Gobernación la adquisición directa de 103 caballos para el Cuerpo de Seguridad, así como los gastos de arriendo de un local para las caballerizas contratado por el Gobernador de la Provincia. Esta Unidad prestó su primer servicio el día 11 de junio de 1908 escoltando el carruaje en el que viajaban los Infantes Dña. María Teresa y D. Fernando, de visita en la ciudad Condal, siendo precedido por su Escuadra de Trompetas; en cuanto al primer servicio operativo de patrullaje lo rindió el día 17 de junio siguiente, siendo bautizados popularmente como el “Escuadrón de la Muerte”, probablemente en alusión al color del uniforme.

Sin abandonar la ciudad Condal señalar que, con fecha 5 de abril de 1908, la Gaceta, publica una Ley autorizando un suplemento de crédito para el incremento de los efectivos del Cuerpo en Barcelona de acuerdo con la siguiente plantilla:

1 Capitán; 2 Tenientes; 2 Sargentos; 10 Cabos; 15 Guardias de 1ª y 133 Guardias de 2ª lo que hacen un total de 163. 

No fue la única innovación en el despliegue del Cuerpo de la que fue testigo la capital catalana en aquellos años ya que de nuevo, siete meses después, el 30 de diciembre siguiente, se aumenta la plantilla en una Compañía integrada por 100 Guardias y una Sección Ciclista de 25 individuos, que ya se había organizado experimentalmente y con menos efectivos dos meses antes, con una dotación económica para la compra de 21 velocípedos por un importe de 250 pts. unidad. Esta Sección comenzó a prestar servicio ordinario nocturno el 1º de febrero de 1909, si bien ya se había estrenado con motivo de la visita de los Reyes a la ciudad el 22 de octubre de 1908 en que la comitiva regia la abría un Escuadrón y la Sección Ciclista del Cuerpo de Seguridad, según refiere la prensa de la época.

Con relación a la citada Sección Ciclista, mandada por el Teniente Sr. Degorgue, cabe señalar que en los primeros días del mes de abril logró practicar un total de 40 detenciones lo que pone de manifiesto la eficacia de este nuevo servicio. También, por estas fechas, se adquiere para Barcelona un vehículo para la conducción de detenidos y una lancha automóvil que desconocemos si llegó a emplearse.

Por su parte, la Sección Ciclista de Madrid, comienza a prestar servicio nocturno de vigilancia en extrarradios, en combinación con el Escuadrón de Caballería, el día 1º de enero de ese mismo año, asignándole también funciones de enlace para la transmisión de órdenes y partes. 

Su horario de servicio era de 6 de la tarde a 9 de la noche y de 12 de la noche a 3 de la mañana. Como curiosidad, a cada bicicleta se la dota de un contador, a modo de taxímetro, para controlar su patrullaje, obligándoles a contactar con las parejas que realizan patrullas a pie por los Distritos.

La prensa de la época refiere que la uniformidad esta Sección es similar a la utilizada por los Ciclistas Ordenanzas del Mº de la Guerra y que como armamento especial se les dota de una defensa – prensa la denomina maza – como la que usan los Guardias Municipales encargados del servicio de carruajes.

Esta uniformidad consistía en jersey azul; chaquetón azul impermeabilizado; gorra de plato; pantalón azul con polainas y bandolera. 

La Unidad estaba compuesta por 1 Teniente y 15 individuos de Clases y Tropa.

José Eugenio Fernández Barallobre,
(El Cuerpo de Seguridad en el reinado de Alfonso XIII 1908-1931) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada