martes, 26 de julio de 2016

Guardias de Seguridad con distintivo de conocimiento de idiomas (1910-1911)

La fotografía, de muy reducidas dimensiones y pésima calidad, muestra a un grupo de Oficiales, Clases y Guardias de Seguridad, junto con varios paisanos - podría ser personal del Cuerpo de Vigilancia - en un lugar y fecha indeterminados.


De acuerdo con la uniformidad que viste el personal del Cuerpo la foto debe estar tomada entre 1910 y 1911, fecha esta última en la que se realizaron las primeras modificaciones de uniformidad que fueron presentadas en la Capital de España a finales de ese año y en el resto las plantillas en los primeros meses de 1912.

Oficiales, Clases y Guardias de Seguridad (1910-1911)

La curiosidad de la fotografía, de ahí su datación nunca antes de 1910, radica en la presencia de varios Guardias que lucen, sobre la manga de su brazo izquierdo, un distintivo que no se acierta a identificar claramente.

Creemos que se trata del Distintivo de conocimiento de idiomas, aprobado por R.O. de 20 de septiembre de 1910. La descripción de este distintivo que lucirán aquellas Clases y Guardias integrantes del Cuerpo que se hallen en posesión de un idioma es la siguiente:

Cinta de 15 mm. de ancho, con los colores de la bandera de la Nación cuyo idioma se posee, colocada sobre el brazo izquierdo, a 22 cm. de la costura de la manga del hombro, formando un ángulo obtuso bastante abierto, cuyos lados serán de 45 mm. de longitud, colocándose con el vértice hacia abajo.

Otra posible explicación, al menos con relación al emblema que porta el Guardia que aparece sentado, es que se trate del propio de Gastador. Pese a no existir constancia, al menos nosotros no la tenemos, de su uso por parte de efectivos del Cuerpo.

Sí hemos observado, en determinadas fotografías de formaciones tomadas en fechas posteriores, a lo que podría ser una Escuadra de Gastadores situada antes de la Banda de Cornetas; incluso la prensa de la época, en ocasiones, hizo alusión de los Gastadores del Cuerpo de Seguridad, si bien creemos que se trata de una licencia periodística, correspondiendo a personal montado que abría una comitiva o a lo sumo a la Escuadra de Batidores del Escuadrón de Caballería de Madrid.  

El interés de la fotografía estriba, precisamente, en este extremo que no es fácilmente observable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada