domingo, 21 de agosto de 2016

El Santo Angel de 1943

Tras la celebración, bastante discreta, del Santo Angel de 1942, el primero tras la creación oficial del Cuerpo de la Policía Armada y de Tráfico, por Ley de 8 de marzo de 1941, el Santo Patrón de 1943 se celebró por todo lo alto.


En Madrid, el acto se desarrolló, el 2 de marzo - por aquellas fechas la festividad del Angel de la Guarda se celebraba el 1º de marzo -, en la iglesia de San Francisco el Grande bajo la presidencia del Ministro de la Gobernación a quien le fueron rendidos los de honores de ordenanza y pasó revista a la fuerza en parada, compuesta por dos Banderas Móviles; un Grupo de Caballería con dos Escuadrones y un Compañía de Tráfico, todo ello al mando del Teniente Coronel Pacheco.

Desfile de las fuerzas de la Policía Armada en Madrid con motivo de la celebración del Santo Angel (años 40)

Un impresionante formación, pocas veces vista en Madrid, integrada por un total de seis Compañías de Infantería; dos Escuadrones de Caballería y una Compañía de Tráfico, a las que acompañaba la Banda de Cornetas y Tambores y la Unidad de Música recientemente creada.

Tras el oficio religioso, la fuerza desfiló, en columna de Batallón, ante las Autoridades y el numeroso público concentrado en la zona.

A la conclusión del acto castrense, las Autoridades se trasladaron a la Dirección General de Seguridad al objeto de inaugurar un monumento dedicado a perpetuar la memoria de todos los Policías muertos en acto de servicio y muy especialmente en recuerdo de los 556 caídos durante la Guerra Civil. El monumento, consistente en una imagen del Santo Angel sobre una peana de mármol gris con una placa con la siguiente leyenda: !¡Presentes!. Gloria y honor a los Policías españoles que murieron por Dios y por la Patria. ¡Arriba España!". 

El motivo que impidió la celebración de la festividad de Santo Patrón en su fecha litúrgica fue la conmemoración, en la Basílica de El Escorial, del aniversario del fallecimiento de S.M. el Rey D. Alfonso XIII, oficiándose un solemne funeral que presidió el Jefe del Estado, General Franco.

En el resto de las guarniciones se celebró con gran brillantez, participando en los actos distintas Unidades del Cuerpo que desfilaron por las calles de las respectivas ciudades delante de las primeras Autoridades y de un nutrido público que asistió al desarrollo de estos actos.

Al día siguiente, la Orden General de la D.G.S., publicó la personal felicitación del Ministro de la Gobernación por la brillantez en la celebración de los actos que demostraron la perfecta presentación y el alto grado de instrucción y adiestramiento alcanzado por las Fuerzas intervinientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada