lunes, 12 de septiembre de 2016

Bocacha V.I.P.A.

Consta de dos piezas enroscadas. El tubo y la cuna con brida de amarraje.


El tubo, de acero pavonado, con un diámetro exterior de 54,5 mm., presenta un perfil exterior con una ligera conicidad hacia la boca y un resalte de refuerzo en la misma. En su parte trasera lleva una parte moleteada para su más fácil roscado a la cuna.

Su peso es de 380 grm. y su longitud de 120 mm.

Policía provisto de bocacha V.I.P.A.

La cuna es la pieza por medio de la cual se realiza el amarraje al rifle y dispone en su parte anterior de una zona roscada exteriormente dotada de un perfil difusor. Una brida basculante permite al amarraje al arma. Es de acero pavonado.

La media caña central permite el acoplamiento de interferencia con el punto de mira.

Su peso es de 590 grm.

Esta bocacha permite lanzar los siguientes proyectiles:

1º.- Bola de caucho negra de 54,50 mm., con una masa de 90 grm. 

La energía residual de a 50 m. de la boca es de aproximadamente 2,5 kg., suficiente para poner fuera de combate a un hombre sin producirle herida: el efecto es como el de un fuerte puñetazo.

A distancias cortas, hasta 20 m., puede producir daños graves o muy graves.

2º.- Granadas lacrimógenas "Marañosa BL", con un peso de 290 gr., puede ser lanzada a distancias de 100 m.  

Esta bocacha se hizo de dotación reglamentaria en la Policía Armada a principios de los años 70.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada