lunes, 12 de septiembre de 2016

Defensa de gas M-39

Este arma defensiva, de dotación en los años 70, representa la combinación de una fuerte defensa corta y una poderosa carabina lanzagases.


Su longitud de 24,1 cm. permite que sea colgada en la cintura mediante una correa de cuero e incluso llevarla en un bolsillo.

Cañón infrangible cubierto de fajas circulares de cuero y con un mango provisto que un mecanismo que hace de gatillo protegido por guarnición de seguridad, llevando oculto en el cañón el cartucho de gas.

El oprimir el disparador brota, del extremo abierto del cilindro, una pesada nube de gas lacrimógeno. Esta defensa está ajustada para los largos cartuchos de calibre 10, con el doble de carga de gas que los de uso común. El cartucho está cargado de gas cristalino, no conteniendo líquido alguno.

Puede equiparse con un cilindro de 25.4 cm. cuando se desee un arma más eficaz.

Por lo que sabemos este arma fue de uso reglamentario en los Oficiales de la C.R.G.   


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada