miércoles, 5 de octubre de 2016

Armamento de uso en el Cuerpo de Seguridad (1933)

El 26 de enero de 1933 (B.O. de la D.G.S. del 27), figura una disposición de este Centro directivo por la que se insta a todos los Jefes de plantilla del Cuerpo de Seguridad a que remitan, antes del 3 de febrero siguiente, a la Sección de Personal de la Dirección General estadillos del armamento y munición del que dispone cada una de las referidas plantillas.


Merced a este estadillo, del que se adjunta modelo en la Orden de referencia, se puede saber el armamento que, por estas fechas, era reglamentario en el Cuerpo, de ahí su interés.

El citado modelo de estadillo se divide en tres apartados, el primero hace referencia al estado de armamento portátil y municiones; en él figuran casillas referidas a cartuchos de pistola, salva, instrucción y guerra, estás últimas las subdivide en anuales y permanentes.

Con relación a las armas blancas refiere machetes mod. 1879; mod. 1881; mod. 1893; mod. 1907 y mod. 1913. En cuanto a sables el mod. 1895 para Unidades montadas; el mod. 1879 y el correspondiente a Suboficiales.

En el apartado armas de fuego menciona pistolas, mosquetones y fusiles.

El segundo apartado se refiere a armamento pesado y explosivos y en él alude a petardos nº 1, 2, 3 y 4; petardos cebos y cajas de petardos y detonadores.

Igualmente menciona telémetros; y cartuchos de inflamación de lanzallamas y balas trazadoras, así como pistolas de señales.

Con respecto al armamento colectivo solicita número de morteros Lafitte; moteros Valero; cañón de 7 cm.; ametralladoras; fusiles ametralladores y lanzallamas.

El último apartado se refiere a los bastes con atalajes y carros de munición y en él figuran carros de granadas; carros de municiones; cargas de municiones para ametralladoras; cargas de armas ametralladoras; cargas de mortero de 1ª, 2ª y 3ª; primeras cargas de munición de cañón; cargas de cañón 1ª, 2ª, 3ª, 4ª y 5ª; cañones; morteros y ametralladoras.

Es muy posible que no todas las plantillas dispusiesen de la totalidad de este material de guerra, sin embargo carece de sentido referirlos si no fuesen de uso reglamentario en el Cuerpo por aquellas fechas.

Hay que tener en cuenta que las cuartas Compañías de los Grupos de Asalto, las denominadas de Especialidades, estaban provistas de morteros, ametralladoras y fusiles ametralladores e incluso que andando un poco más en el tiempo a estos Grupos de les dotó, al menos a alguno de ellos, de Carros Autoametralladoras "Bilbao".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada