viernes, 28 de octubre de 2016

Concesión de la Cruz Laureada de San Fernando al Sargento Rey Castañeira (1926)

Al primer miembro de la Policía Española que le cupo el alto honor de portar la Bandera Nacional entregada al Cuerpo en 1935 fue al Teniente Perfecto Rey Castañeira.


El Teniente Rey Castañeira, siendo Sargento de Infantería, destinado en el Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Alhucemas nº 5, logró la Cruz Laureada de San Fernando como reconocimiento a su heroísmo.

Emblema del Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas Alhucemas nº 5

Nuestro amigo y colaborador, Carlos Fernández Barallobre, nos remite copia literal de de la concesión de la más alta condecoración que en España se concede al valor, al Sargento Rey Castañeira.

Real Orden de 30 de enero de 1930 (D.O. número 24 de 31 de enero de 1930) combate de Axdir, 29 de mayo de 1926.


“El teniente de infantería don Claudio Rivera Macías, perteneciente al Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Alhucemas número 5, ocupó el 29 de mayo de 1926 en rápido y decisivo ataque unas crestones que, como objetivo se le había señalado, venciendo en lucha con granadas y arma blanca la tenaz resistencia que el enemigo, con intenso fuego de frente y flanco, le oponía, continuo, aprovechando las condiciones del terreno, por propia iniciativa y sin esperar refuerzos, el avance, que no obstante el cansancio físico y la escasez de municiones, fue realizado con el mayor éxito, desalojando al enemigo y persiguiéndole hasta ocupar una cresta cercana a una casa en ruinas, en la cual estaba fortificada ya otra sección de su compañía, en cuyo punto recibió orden de detenerse y fortificarse. El intenso y eficaz fuego que sufrían ambas secciones produjo en sus fuerzas vacilación y retroceso que el enemigo aprovechó para ocupar dichas ruinas, pero el teniente Rivera, acompañado por el alférez Don Víctor Sainz Alcaide que resultó muerto en la acción y por el sargento Don Perfecto Rey Castañeira que resulto herido, dando muestras de notable energía y decidida actitud hizo que sus tropas reaccionasen y reanudando con notable ímpetu el ataque rechazó al enemigo, al que obligó a desalojar la casa, que nuevamente fue ocupada por nuestras fuerzas. 

Por su parte el sargento don Perfecto Rey Castañeira, observó que perdía terreno la sección del alférez Sainz Alcaide que había caído muerto, y sin importarle el horroroso fuego de fusil y de granadas de mano que hacía el enemigo, se dirigió a una altura que abandonaba dicha sección, ocupándola y haciendo reaccionar a aquella con su ejemplo y arrojo a pesar de una grave herida recibida y de la pérdida de mucha sangre”.

“El Rey se ha servido conceder al teniente de Infantería don Claudio Rivera Macías, al alférez don Víctor Sainz Alcaide a título póstumo y al sargento don Perfecto Rey Castañeira, la Cruz Laureada de San Fernando.

Madrid, 30 de enero de 1930”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada