domingo, 4 de diciembre de 2016

La muerte del Cabo Emilio Espina Torres

El fallecimiento de este valeroso Cabo del Cuerpo de Seguridad de la guarnición de Barcelona sobrevino como consecuencia de un lamentable accidente el jueves 16 de noviembre de 1916. Aquel día, el Cabo Espina, transitaba por la Rambla de San José en la plataforma del tranvía de Gracia, por causas que se desconocen trató de saltar a la del de Sans en el momento del cruce de ambos coches, con tan mala fortuna que cayó sobre los raíles siendo arrollado por el tranvía de Gracia, de resultas de cuyas heridas falleció. 

El Cabo Emilio Espina Torre gozaba de gran reputación tanto entre sus mandos como entre la ciudadanía barcelonesa, buena prueba de ello es que ya había sido felicitado en las Ordenes del día de fechas 27 de mayo y 29 de agosto de 1910, siendo Guardia de 1ª, por haberse ofrecido voluntario para, aun a riesgo de su vida, recoger sendos artefactos colocados en la calle San Pablo de Barcelona y situarlos sobre el carro blindado que los trasladó para su destrucción, dándose la circunstancia que uno de ellos explosionó en el interior del referido carro.

Posteriormente, el 15 de julio de 1911 los vecinos de la calle San Pablo dirigieron un escrito al Gobernador Civil para que el ya Cabo Emilio Espina Torres fuese propuesto, por estos hechos, para la concesión de la Cruz de Beneficencia. Esta petición fue secundada por varios vecinos de la calle Puertaferrisa donde también, el 10 de marzo de 1907, este mismo funcionario, había retirado otro artefacto explosivo a riesgo de su propia vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada