jueves, 22 de diciembre de 2016

La muerte del Cabo Vicente Carracedo Domínguez

La acción terrorista que costó la vida a este Cabo de la plantilla de Bilbao se produjo la noche del 18 de diciembre de 1922.

La capital vizcaína se hallaba inmersa en una huelga que afectaba una buena parte de los sectores de producción. En ese ambiente, al concluir el servicio como conductor de tranvías un hombre llamado Restituto Salvador, se encontró con el Cabo Carracedo, vecinos del mismo inmueble en el barrio de Santuchu, y juntos se dirigieron a sus domicilios.

Al llegar a la calle Achuri observaron la presencia de un grupo formado cinco individuos que al percatarse de la presencia del Cabo y de su amigo se dividieron en dos, rodeándolos, y efectuando contra ellos varios disparos uno de los cuales hirió mortalmente al tranviario, alcanzando otro en el vientre al Cabo que pese a la gravedad de la herida trató de perseguir a los criminales, pistola en mano, hasta caer exhausto por la pérdida de sangre.

El Cabo Carracedo, que había sido premiado en varias ocasiones por sus brillantes servicios, fue conducido a la Casa de Socorro y de allí al Hospital, en grave estado, falleciendo a las 10 de la mañana del día 20 tras haber sido recibido en declaración. 

También de resultas de este atentado sufrió heridas el sereno Félix García.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada