miércoles, 7 de diciembre de 2016

La muerte del Guardia Miguel Villarroya Mas

Tan solo 19 días después del perpetrarse el atentado que costó la vida al Guardia Timoteo Navarro, Valencia fue escenario nuevamente de un hecho de similares características que tiñó de luto a la plantilla del Cuerpo de Seguridad de la Capital del Turia.

Alrededor de la una de la madrugada del 25 de mayo de 1920 cuando regresaba a su domicilio el Guardia Miguel Villarroya Mas, de la plantilla de Valencia, fue esperado, en la esquina de la plaza del poeta Badanes, por varios individuos que alevosamente efectuaron cinco disparos contra él, alcanzándole cuando transitaba por la calle Conde Almodovar.

El Guardia cayó herido mortalmente y pese a ser atendido de urgencia en una farmacia próxima, a donde fue conducido por varios transeúntes, siendo posteriormente trasladado al la Casa de Socorro, nada pudo hacerse por su vida.

El Guardia, de treinta y ocho años, estaba casado y era padre de tres hijos.

La inspección ocular realizada en el lugar de los hechos permitió la recuperación de cinco cartuchos disparados con una pistola Browning, lo que hace suponer idéntica autoría que en el caso del Guardia Navarro Cebrián.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada